Cuando Dios quiere no hay nada que pueda impedir nuestra victoria.

Cuando Dios quiere no hay nada que pueda impedir nuestra victoria.

Si crees que esta afirmación se hará realidad en tu vida, comenta Amén.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *