22 de Abril: Jesucristo nuestro abogado.

1 Juan 2:1 ¨ Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.¨

Padre nuestro, en este día creamos un contenido con el que pretendemos honrar tu nombre y glorificarte, has sido el artífice de todas las bendiciones en nuestras vidas y las que están por ocurrir, por este motivo continuamos esparciendo el mensaje esperanzador a fin de encaminar almas en dirección a tu reino, haciendo que los mandatos divinos puedan traspasar fronteras con esta contribución y liberando a nuestro prójimo de los ataques del enemigo.

 

Amados, cuando pasamos tiempo escudriñando la biblia logramos direccionar nuestra vida conforme a las determinaciones de Dios, de esa manera solo restaría actuar de la manera prevista por él. Ahora también es importante tener presente que si en alguna ocasión caemos en las garras del enemigo, cometiendo pecado, tendremos un abogado que defenderá nuestra causa delante del padre, pero para ello requiere que nos arrepintamos y dejemos de recaer en el error que desagrada al padre. Así pues, cuando nos arrepentimos y dejamos de pecar Jesucristo puede interceder por nosotros, quienes debemos seguir su camino el cual nos conduce directamente al padre celestial.

 

OREMOS:

Oh padre, en privado elevamos nuestro clamor porque reconocemos que estamos expuestos a caer en pecado, aunque sabemos que nos perdonaras y que en Jesucristo tenemos abogado, deseamos que nos libres de todo mal que nos conduzca a recaer en pecado, porque esa cuestión te desagrada y además queremos permanecer firmemente en tu mandato. Libranos de todo mal que nos conduzca a pecar. Peticiones, que llenos de fe hacemos en esta oportunidad en nombre de tu hijo Jesucristo, en nombre de quien todo lo concedes.

Amen

 

INTERACTUEMOS:

 Amados, en esta oportunidad para hacer efectiva observancia a la dirección que nuestro padre nos indica en esta palabra bendita, invitamos a COMPARTIR una vez más, dando lectura al texto del siguiente link:

Jesucristo intercesor

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *