a-una-oracion

10 de Febrero: Resplandezcamos como la luz del mundo

Mateo 5:14-16 ¨Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.¨– ¨Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.¨- ¨Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.¨

Dios amado, hoy dando cumplimiento con las previsiones de tu palabra, estamos siguiendo con apego tu mensaje para agradarte, llevando el amor para con nuestro prójimo, ese amor que nos muestras cada día. Continuamos predicando y orando sin cesar para llevar la palabra de salvación. Bendice este texto y que cumpla los fines evangelizadores consiguiendo transformaciones positivas, una lluvia de bendiciones en todos aquellos que consiguen imprimir en sus corazones tu mandato.

Amados, la paz del Señor sea con todos ustedes, tengamos presente cada vez que procedamos en algún sentido o actuemos de cualquier manera, que debemos hacer resplandecer la luz del mundo que llevamos en nuestro ser, que es nuestro deber mejorar cada vez mas en nuestros habitos y cualidades, para ser mas agradables a nuestro Dios y obtener los resultados que se generan desde la obediencia a las disposiciones bíblicas. Jesus era un maestro que buscaba en la naturaleza lecciones de las cuales pudiese preciosas enseñanzas para sus oyentes, en esta oportunidad Jesus les dijo a sus discipulos que ellos eran la luz del mundo, asi que cuando Jesus nos dice esto significa que a cualquier lugar que vayamos debemos expulsar a la oscuridad y la maldad, debemos iluminar con nuestra bondad y dar muestras de que Dios esta en nuestras vidas, en este mismo sentido nosotros debemos ser luces para Dios y practicar buenas obras con objeto de agradarle, agradecerle y corresponder al gran amor que nos otorga a cada instante, logrando asi glorificarlo. Cuando Jesucristo viene a habitar en nuestros corazones el nos habilita para hacer el bien al projimo y nosotros no podemos confundir que hacemos buena obra para ser salvos sino que debemos realizar buenas obras para dar gloria a Dios, porque en este momento debemos pasar a actuar de manera parecida a Jesus ya que el siempre llevo la luz de Dios, dando un ejemplo glorioso de obediencia y fe.

OREMOS:

Padre amado, que en este dia y todos nosotros podamos brillar expresando tu bondad para agradecerte, agradarte y glorificarte a cada instante, contribuye siempre con nosotros para convertirnos en siervos dignos de ti. Peticiones que te hacemos en nombre de Jesucristo, tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

Amen. 

INTERACTUEMOS:

Teniendo conocimiento de la enseñanza expresada en la Biblia sobre el punto en cuestión, cuéntenos lo siguiente:

¿Qué beneficio le trae aplicar esta palabra a su vida?

¿Cree que este conocimiento pudiera contribuir a mejorar sus andanzas por el camino de Dios?

¿Tiene algún comentario final sobre la lectura?

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *