a-una-oracion

05 de Febrero: Seamos fieles a Dios

Daniel 6:20-22 “Y acercándose al foso llamó a voces a Daniel con voz triste, y le dijo: Daniel, siervo del Dios viviente, el Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, ¿te ha podido librar de los leones?”– “Entonces Daniel respondió al rey: Oh rey, vive para siempre.”- “Mi Dios envió su ángel, el cual cerró la boca de los leones, para que no me hiciesen daño, porque ante él fui hallado inocente; y aun delante de ti, oh rey, yo no he hecho nada malo.”

Dios amado, estando todos reunidos una vez más, en torno a tu palabra, sabemos que te encuentras entre nosotros como lo has prometido, dando cumplimiento al mandato de predicación continua, hoy desarrollamos el presente material enfocado en la biblia, el cual busca esparcir el mensaje de amor y esperanza, ganar almas para que sigan tu camino de bendiciones, y beneficiar a todas las personas que estén necesitando de la sabia orientación bíblica que nos nutre cada vez. Recibe esta contribución como símbolo de alabanza, bendícela y permite que se acepte y comparta por todos los lectores.

Amados, que la paz del Señor sea con todos y seamos siempre bendecidos. La historia de Daniel siendo lanzado a la cueva de los leones es la historia mas conocida por los niños y el fue a parar allí porque se recuso a dejar de orar al Dios verdadero, entonces por orar el paró en la cueva de los leones, el rey Darío admiraba a Daniel, así amaneció cuando este rey fue a la cueva a preguntar y el estaba triste dice la biblia, por qué pensaba que Daniel estaba muerto, pero al hacerle la pregunta quedo muy alegre porque el Dios de Daniel cerro la boca de los leones, porque Daniel era inocente. Esta historia nos enseña que si somos fieles como Daniel, la boca del león será cerrada. La biblia compara a Satanás como un leon que esta rondándonos pero cuando somos fieles a Dios, el impide que Satanás se aproxime.

OREMOS:

Querido padre, este día para nosotros es desconocido, que nosotros seamos fieles para contigo y que tu palabra este en nuestros corazones, para ser siempre mejores siervos, agradable a ti. Pedidos que hacemos en nombre de Jesucristo, tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

Amén

INTERACTUEMOS:

Teniendo conocimiento de la enseñanza expresada en la Biblia sobre el punto en cuestión, cuéntenos lo siguiente:

¿Qué beneficio le trae aplicar esta palabra a su vida?

¿Cree que este conocimiento pudiera contribuir a mejorar sus andanzas por el camino de Dios?

¿Tiene algún comentario final sobre la lectura?

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *