Cuando caminas con Dios, nadie puede detenerte.

Cuando caminas con Dios, nadie puede detenerte.

Si cree que esta afirmación se hará realidad en su vida, comente Amén.

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *