20 de Septiembre: Hijos por adopción

Romanos 8:14-15 ¨Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.¨-¨ Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: !!Abba, Padre!¨

http://reflexionescristianas.com.ve//
http://reflexionescristianas.com.ve//

Padre nuestro, este día traemos una grandiosa interpretación de tu palabra, con el objetivo de contribuir a causar cambios radicales en aspecto positivos para todos los que nos nutrimos de estos escritos, extiende tu bendición sobre el mismo, pues con este texto queremos alabarte, glorificarte y esparcir tu mensaje a través de este medio.

 

 

 

Amados, cada vez tenemos oportunidades renovadas para percibir como la acción de Dios guía nuestros pasos y nos orienta para alcanzar mayores bendiciones, de allí la necesidad de mantener latente esta conexión, este lazo de amor que nos incentiva a proceder con obediencia a la palabra bíblica. Los versículos bajo estudio nos indican que nosotros recibimos espíritu de liberación, para vivir felices, alegres, con optimismo, siendo que es contradictorio notar a una persona que diga ser hijo de Dios, viviendo aprisionado por los temores, las dudas, involucrado en conflictos y dando mal testimonio, ya que los hijos de Dios fueron adoptados por él, en dos oportunidades esenciales, primero cuando nos creó y luego cuando nos rescató, adoptándonos así de manera total y otorgándonos cualidad para poder acercarnos a él como hijos a su padre, esa certeza en la paternidad que Dios tiene respecto a nosotros solo la raza humana la tiene, por eso como padre el nunca se olvida de nuestras necesidades, además de mantenerse siempre a nuestro lado para orientarnos a fin de que seamos asertivos en nuestros actos para que alcancemos las dadivas de bendición.

http://reflexionescristianas.com.ve//
http://reflexionescristianas.com.ve//

OREMOS:

Padre Amado, en ti confiamos siempre, sabemos que deseas lo mejor para nosotros. Gracias por concedernos esa paz que trae tanta alegría a nuestros corazones y la serenidad de vida. Ayúdanos a permanecer firmes en la fe, para que tengamos una vida mas feliz y menos sufrida. Peticiones que hacemos en nombre de Jesucristo, tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

 

 

 

Amen

 

atiende las cosas de Dios
atiende las cosas de Dios

INTERACTUEMOS:

Teniendo conocimiento de la enseñanza expresada en la Biblia sobre el punto en cuestión, cuéntenos lo siguiente:

¿Qué beneficio le trae aplicar esta palabra a su vida?

¿Cree que este conocimiento pudiera contribuir a mejorar sus andanzas por el camino de Dios?

¿Tiene algún comentario final sobre la lectura?

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *