10 de Enero: Jesús quiere abrazarnos

a-una-oracion

Marcos 1:40-42 ¨ Vino a él un leproso, rogándole; e hincada la rodilla, le dijo: Si quieres, puedes limpiarme. ¨-¨ Y Jesús, teniendo misericordia de él, extendió la mano y le tocó, y le dijo: Quiero, sé limpio. ¨-¨ Y así que él hubo hablado, al instante la lepra se fue de aquél, y quedó limpio. ¨

fundamentado en la palabra de Dios

fundamentado en la palabra de Dios

Padre Amado, en este momento acudimos ante ti, llenos de voluntad y un fuerte deseo por compartir la enseñanza que permitiste acumular en la palabra bíblica. Toma este aporte como un gesto de alabanza, que logre mostrar tu presencia en la vida de todos nosotros quienes tomamos alimento en tus enseñanzas.

 

Amados, un placer que privilegia es el hecho de conocer de la palabra de Dios y juntos aprender sus lecciones para aplicarlas a nuestras vidas. En el conjunto de versículos que analizamos hoy, notamos la presencia de un leproso que cuando pasaba por los lugares donde le era permitido el tenia que gritar ¨ Inmundo, inmundo! ¨ para que todos estuvieran pendientes de alejarse por su paso para no ser contagiados, debido a que la lepra es una fuerte enfermedad que ataca a todas las clases sociales, este leproso necesitaba de un toque milagroso. A veces la gente que no tiene lepra también necesita de ese toque especial. En el caso del leproso, todos miraban cuando Jesus dio un toque especial a nivel de abrazo duradero y sano la lepra de aquel hombre. Esta ilustración nos va mostrando que también en la actualidad hay momentos en que nos encontramos alterados, sin salida, sin respuesta y en un estado de necesidad, pero allí es cuando justamente debemos buscar mas de nuestro Dios, para que obre la sanación de nuestra situación.

 

OREMOS:  

Fan Page

En el lateral se encuentra nuestro FAN PAGE, Siguenos y recibe diariamente nuestro material, para esparcir el mensaje de Dios.

Padre amado, son inevitables los problemas, de ellos no estamos exentos, ciertamente podemos controlar nuestras reacciones pero siempre resalta alguna pizca de alteración debido a la naturaleza humana. Así pedimos, en nombre de Jesucristo tu hijo, en nombre de quien todo lo concedes.

http://reflexionescristianas.com.ve//

http://reflexionescristianas.com.ve//

Amen.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *