25 de Febrero: Somos siervos de Dios

Lucas 12:37 “Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles.”

Oh Dios, en este nuevo dia tenemos el placer de continuar alabandote y glorificandote con actos de bondad, iniciando esta mañana con el estudio y elaboración de materiales enfocados en tu palabra, los cuales son distribuidos por las diversas redes sociales por todos los lectores e integrantes de este ministerio para que el mensaje de esperanza llegue cada vez a un numero mayor de lugares y personas, todo esto con el objetivo de ganar mas almas a tus caminos y provocar mejoras en las vidas de nuestro projimo.

 

 

Amados, que las paz del señor sea con todos y seamos siempre bendecidos. Apesar de la situacion que estemos pasando, siempre es bueno atender a la voz e Dios, en el texto de hoy el dice que tenemos la condicion de ser siervos, nosotros tenemos dos opciones las cuales son servir a Dios o al enemigo, el hecho cierto es que en este mundo no hay neutralidad aunque podamos mantener algun equilibrio respecto a posiciones y maneras de pensar, pero la pregunta es   ¿Que tipo de siervos somos?, ¿Siervos fieles o infieles?, porque si somos siervos fieles nuestro compromiso es con Dios pero si somos siervos infieles obramos en favor del enemigo y estamos infiltrados en una posicion donde a veces cumplimos la voluntad de Dios, asi que esta ultima situacion es complicada. Sin embargo, es bastante simple determinar el lado del cual estamos, basta reflexionar sobre las siguientes preguntas: ¿Como estamos gastando nuestro tiempo?, ¿De que manera estamos utilizando nuestros dones?, ¿Como invertimos nuestros recursos?, ¿Como cuidamos de nuestro cuerpo?, y de esteas reflexiones obtendremos la respuesta que nos indicara las cosas que hacemos por el avance de la causa de Dios, nadie debe creer que no debe hacer nada, porque nadie sera salvo si no ha realizado buenas obras, si no ha llevado el amor a su projimo, porque Jesucristo hizo durante su ministerio terrestre, muchos esfuerzos para que nada lo desviara de su trabajo, de la función que vino a cumplir en este lugar, de cumplir la voluntad del padre celestial. Ahora bien, ¿nosotros seguimos su ejemplo?. Recordemos que nadie ira al cielo si ha dejado de demostrar amor hacia Jesucristo, y si no ha realizado esfuerzos para llevar amor al semejante. Todo el cielo trabaja para nuestra salvacion, Dios vive para sus criaturas y no para si mismo, del mismo modo Jesucristo intercede por nosotros porque dió su vida para salvarnos, igualmente el Espiritu Santo trabaja a nuestro favor y los angeles nos acompañan desde nuestro nacimiento. Con lo indicado anteriormente, se quiere expresar que no hay nadie inactivo en el cielo, todos cumplen una función. Nuestra funcion es cumplir la voluntad de Dios, ella es que nosotros comuniquemos alegremente la verdades que estamos aprendiendo en la biblia a otras personas, que ganemos almas para los caminos de salvación, que llevemos el amor que nos otorga cada dia nuestro padre celestial.

 

OREMOS:

 

Padre querido, gracias por considerarnos tus siervos y permitirnos estar vigilantes a tu vuelta a la tierra, contribuye con nosotros para ser reflejos del amor que nos otorgas y beneficiar a nuestro projimo. Peticiones que te hacemos en nombre de Jesucristo tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

 

Amen

Leave a Reply