26 de Noviembre:  Mujeres

Juan 4:27 ¨En esto vinieron sus discípulos, y se maravillaron de que hablaba con una mujer; sin embargo, ninguno dijo: ¿Qué preguntas? o, ¿Qué hablas con ella?¨

https://reflexionescristianas.com.ve/

Dios padre, en esta hora sentimos la necesidad de compartir tu palabra, la cual nos renueva en la fe, alimenta nuestra sabiduría y entre tantos beneficios, esparce tu mensaje con la finalidad de cumplir la función evangelizadora de tu obra. Todo para alabarte y glorificarte. Igualmente te agradecemos por la vida de nuestros hermanos que están contribuyendo a esparcir tu palabra compartiendo estos mensajes bendecidos por ti en las redes sociales. También te agradecemos por haber escuchado nuestras oraciones en la intersección por la sanación de los problemas de quienes nos lo han solicitado.

 

 

Amados, que la paz del Señor esté con todos y seamos siempre bendecidos. Que cada dia podamos entregarnos a Jesús, ese es un proceso diario donde morimos para nosotros mismos, para nuestra naturaleza carnal, para los actos mundanos, y nacemos para el reino de Dios, eso no es simple, ni fácil, lleva sus sacrificios, pero cada vez que vencemos uno adquirimos fortaleza espiritual, para mantenernos firmes en este camino, es preciso todos los días estudiar un trozo de la palabra, como se hace con este tipo de materiales y cumplir con nuestra obligación de amar al prójimo, desarrollando la prédica del clic, ello es simple y consiste en compartir los post de la página EVANGELIZACIÓN o REFLEXIONES CRISTIANAS, estudiemos diariamente un versículo ello será de utilidad. El texto de hoy revela que Jesús siempre anduvo en contra de las cosas mundanas, él fue un revolucionario. Las mujeres en aquellos tiempos eran totalmente desvalorizadas, ellas dependían totalmente del hombre, no les era permitido trabajar, solo eran tenidas como objetos reproductivos, cuando Jesús llega cambia la historia con el hecho de conversar con una mujer,, con el hecho de tener a María Magdalena muy cerca de sus discípulos, él demostró que existe igualdad entre los géneros, que tanto hombre como mujer son capaces de tener los mismos derechos porque son iguales. Así Jesús rescato el valor de la mujer en la sociedad, no solo con ese acto sino con otros más a lo largo de su ministerio.  

 

 

OREMOS:

atiende las cosas de Dios
atiende las cosas de Dios

Dios Amado, colocamos nuestras vidas en tus manos, ayúdanos a valorar cada vez más a la mujer dentro de la sociedad, a darles un trato lleno de cariño, comprensión y respeto, condúcenos a cumplir tu voluntad y ser siervos agradables a ti. Peticiones que hacemos en nombre de Jesucristo, tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

 

Amen

Leave a Reply