25 de Abril: Preocupación de Jesucristo

Juan 19:26-27 “Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo.”-“ Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa.”

https://reflexionescristianas.com.ve/
Comparta el mensaje

Juntos estamos llevando el evangelio para un numero mayor de personas mediante simples clics en las redes sociales logramos encaminar almas hacia el más lindo sendero que es el de conocer el mensaje de Jesús para llegar a Dios. Por tanto, agradecemos al padre porque cada dia esparcimos el mensaje a mas lugares y personas alrededor del planeta, asi ese ministerio cumple su objetivo y nos trae bendición a todos los que colaboramos para que este hecho sea posible. Sigamos contribuyendo a la obra de Dios.

 

 

Amados, que la paz del Señor sea con todos y seamos bendecidos en todo momento. Procedamos con paciencia en cada acto, la desesperación, angustia e intranquilidad son signos de tener desconfianza en nuestro Dios, tengamos eso presente cuando sintamos esto inapropiados estados emocionales, recordemos que por el hecho de obedecer al mandato de Dios, somos su hijo y estamos transitando el camino a la salvacion, requerimos andar tranquilos, de victoria en victoria, pues nuestro padre celestial esta siempre con nosotros, llevandonos de la mano hacia el mejor resultado. En estos dias hemos iniciado un estudio sobre las ultimas palabras que dijo Jesucristo al estar en la cruz, hoy nos corresponde atender a la tercera frase que expreso, la cual esta contenida en los versiculos que traemos en esta ocasión. En aquel día viernes Jesus estaba clavado a la cruz, sufriendo las agonias de la muerte, las personas meneaban la cabeza en señal de rechazo, pero en medio del sufrimiento no solo fisico sino tambien emocional, porque veía a las personas a las cuales vino a salvar rechazando su oferta, el mira al pie de la cruz observando a su madre y a Juan el discipulo amado, y aunque Jesus estuviere experimentando aquel sufrimiento antes de partir el quiere dejar un hogar para su madre, por ese motivo el le dice al discipulo, Juan esa es tu madre, dejando tambien seguridad para el discipulo más joven, por eso le dice a Maria, ese es tu hijo, en otras palabra: Cuiden uno del otro hasta que yo regrese, esas palabras fueron entendidas correctamente por Juan, quien llevo a Maria para su propia casa y cuido de ella, Juan fue el ultimo de los discipulos en morir, el murio cerca del primer siglo, asi que en algun momento de la historia el sepulto a la madre de Jesus, asi que Juan cumplio la mision que le fue encomendada al pie de la cruz. Analizando estos textos notamos que Jesus se preocupo por Maria y por Juan, lo que nos hace deducir que Dios no cambia, lo cual quiere decir mas claramente que el se preocupa por nosotros, entonces al enfrentar los desafios cotidianos recordemos siempre que Jesucristo nos mira desde el cielo, porque el esta interesado en nosotros, el quiere que estemos bien y para ello hara de todo para que consigamos estar del modo que el quiere para nosotros, solo bendiciones, por tanto se hace fundamental cumplirle y corresponder a ese amor que nos otorga.

 

 

OREMOS:

Fan Page
En el lateral se encuentra nuestro FAN PAGE, Siguenos y recibe diariamente nuestro material, para esparcir el mensaje de Dios.

Padre adorado, gracias por las bendiciones que nos otorgas y que nos seguiras otorgando, nos halaga el hecho de que siempre desees lo mejor para nosotros y que realices todo lo necesario para que esto ocurra, nosotros deseamos corresponder a ese amor que nos das, siendo obedientes a tu palabra y haciendo tu voluntad. Ayudanos a alcanzar ese objetivo. Peticiones que te hacemos en nombre de Jesucristo tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

 

Amen

Leave a Reply