18 de Septiembre: Unidad en la iglesia

18 de Septiembre: Unidad en la iglesia

Juan 17:20-21 “ Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,”- “ para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.

https://reflexionescristianas.com.ve//
https://reflexionescristianas.com.ve//

 

Padre nuestro, que tu gracia y tu paz nos alcance en todo momento, agradecidos estamos por este maravilloso día, la oportunidad especial de compartir tu palabra bendita siempre es valorada por nosotros, deseamos agradarte mediante alabanzas considerando este texto como símbolo para tu glorificación, instrumento con el cual se pretende contribuir a la evangelización de tu pueblo.

 

 

Amados, que la paz del Señor esté con todos y seamos siempre bendecidos. Después de orar por los discípulos, Jesús amplió su oración para que abarcase a los otros que vendrían a creer en él por medio de la palabra, como padre e hijo son uno mismo, Jesús oró para que nosotros fuésemos uno con el, Jesus se refirio a la unidad del Padre y el Hijo, ellos nunca actuaron de modo independiente uno del otro, ellos estaban siempre unidos en todo lo que hacen, ellos comparten amor por la humanidad, de tal manera que el Padre dispuso dar a su hijo para restaurar el vínculo con la humanidad, para que mediante los actos realizados por el hijo, todo llegarán al Padre. La unidad a la cual Jesús se refiere en el texto de hoy es una unidad de amor y propósito, como la que existe entre el Padre y el Hijo, manifestar esa unidad en amor confirmó públicamente la relación de los discípulos con Jesús y la relación con el Padre, la manifestación de la unidad genuina de los discípulos, debía presentar convincente testimonio de la verdad del evangelio que ellos anunciaban, así el mundo sabría que Jesús es el salvador, en otras palabras esa unidad por la cual Jesús oró no es invisible, el mundo solo puede convencerse de la veracidad del evangelio viendo el amor y la unidad entre el pueblo de Dios, aquellos que profesan amar y servir. Por estos motivos se hace necesario tener una institución eclesiástica unida, sin conflictos de superioridad, sin que nadie juzgue a nadie, donde todo se desarrolle de acuerdo a los principios bíblicos establecidos. Fomentar la unidad es un punto crucial para este proceso, si queremos una iglesia fuerte debemos buscar esa unidad diaria, todos los actos.

 

 

OREMOS:

https://reflexionescristianas.com.ve//
https://reflexionescristianas.com.ve//

Padre amado, mediante tu espíritu únenos como un solo cuerpo, ya que en la unidad está la fuerza mayor, permítenos hacer tu voluntad desde todo punto de vista, queremos ser siervos agradables a ti, queremos gloriarte. Contribuye con nosotros siempre. Peticiones que hacemos en nombre de Jesucristo tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

 

Amén.

Leave a Reply