Promesa de bendición

En el transitar por el camino de Dios, tenemos expectativas generadas por las promesas, que serán cumplidas por nuestro padre. A veces deseamos interferir en el proceso haciendo las cosas a nuestra manera, olvidando los mandatos de Dios, por desesperación porque existe cierta alteración en los planes y ello nos hace perder el impulso, entonces, evaluamos la posibilidad de abandonar todo.

 

En ese punto comienza a flaquear nuestra fe, pensamos en que nuestras oraciones no serán respondidas, y ello nos lleva a caer en el abismo del desánimo, logrando destruir la posibilidad de ser acreedores de las dadivas de bendición. Cuando realmente en todo momento debemos apegarnos a las prerrogativas bíblicas, porque en oportunidades el método utilizado por el maestro, suele ser fuerte pero luego es tremenda la enseñanza que otorga. De allí surge la necesidad de nutrirse del conocimiento de la palabra, para conocer la promesa de bendición.

 

reflexiones rojo

En este sentido, hemos de apegarnos a la promesa según la cual Dios sana las aflicciones del justo y jamás lo dejara caído. Por tanto, requerimos esperar en su tiempo, dando lo mejor de nuestras cualidades para conseguir los objetivos, porque cuando menos lo imagine, se cumplirá lo deseado. Así, en lugar de darnos por vencidos, solo confiemos en Dios, sigamos haciendo las cosas como él nos lo ha ordenado y preparémonos a recibir toda su bendición en nuestras vidas.

¿Qué puede aportar en este aspecto?

agradecemos-a-todos-los

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *