Oración de la madrugada.

Salmo 63:1¨ Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, En tierra seca y árida donde no hay aguas,¨

 

 

 

 

 

Padre amado, en el silencio de la madrugada busco tu rostro, porque es maravilloso adorarte con calma y sin preocupación. En esta hora de tranquilidad espero recibir tu orientación, paz y fuerza, para enfrentar las luchas cotidianas de mi vida. Se que buscándote de madrugada se que marcare la diferencia, porque transformaras mi vida con tu enseñanza, permíteme vivir con sabiduría, alegría y disposición para asumir las situaciones que sucedan y poder resolverlas con alegría conforme a tus mandatos para materializar tu voluntad. Peticiones que te hago en nombre de Jesucristo tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

 

 

 

 

Amen.

INTERACTUEMOS:

Amados la oración del justo todo lo puede, en la necesidad concedernos mutuamente oraciones, se exhorta a presentar su petición de oración por cualquier causa, distinta a la que comprende este material, en el link que se presenta a continuación:

 

El Padre Nuestro, Oración Efectiva.

La parábola de la viuda y el juez, contiene una enseñanza de gran valor, que consiste en ser constantes en la oración, para que la petición sea satisfecha oportunamente, lejos de incomodar a Dios con nuestras solicitudes, él se siente honrado y agradado por ellas. De manera que le invitamos a realizar esta práctica espiritual en todo momento que se requiera. Además, le informamos que todos los días a las 00:00 hrs, estamos realizando oración por todas las causas, si la suya es esta, le invitamos a acompañarnos practicando en un lugar privado esta oración al creador e incluyéndonos en ella.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *