El pecado de los Chismes.

Los chismes son actitudes presentes en todos los ambientes sociales en general, se basa en la realización de comentarios respecto a otras personas, comúnmente son opiniones o juicios maliciosos que colocan a personas en contienda, es útil tocar este tema en la comunidad cristiana, las iglesias, en el medio donde nos desenvolvemos, porque hay que tener claro que la palabra es poderosa tanto para bendecir como para maldecir, pero que de una fuente no puede provenir agua dulce y salada al mismo tiempo, evitemos juzgar a los demás dejando esa cuestión a Dios que es quien tiene la facultad en el día indicado, y no cometamos el pecado de criticar a nuestros semejantes, nosotros que buscamos purificar nuestra alma, perfeccionando nuestras conductas, seamos prudentes, manteniendo discreción. Si vemos alguna actitud poco conveniente en uno de nuestros hermanos, lo más recomendable es conversar con el de manera privada y brindarle ayuda para mejorar.

¿Qué puede aportar en este aspecto?

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *