El amor de Dios, esparcido por el ser humano es el fundamento de cualquier conducta para alcanzar Bendición.

El amor de Dios, esparcido por el ser humano es el fundamento de cualquier conducta para alcanzar Bendición.

Si consideras que esta afirmación se hace realidad en su vida, digite AMEN, en los comentarios.

 

 

INTERACTUEMOS: 

Amados, les invitamos a seguir la Oración por la Alabanza, en el presente link:

http://reflexionescristianas.com.ve/oracion-por-la-alabanza/

 

 

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *