Egoísmo negado a la fe

01/05/2017

En la vida convivimos con varias personas, pero existe un grupo que merece especial atención, el cual está referido a nuestros parientes familiares. Sin embargo, es bastante curioso, que en casa algunos permanecemos fríos, cada uno por su lado, encerrados cada quien en su habitación, ignorando esa bendición que representa una familia unida y solamente mantienen un trato básico. Pero cuando cualquiera esos mismos individuos están fuera de casa, muestran una conducta distinta, analizándolo causa hasta cierta gracia, porque saludan a todo el mundo, sonríen, cambian por completo su manera de ser, cuentan sus secretos y se relacionan a un nivel fuera de lo común. Ahora bien, la biblia deja claro de que aquel que no cuida de sus parientes, es peor que un incrédulo que ha negado la fe. En ese sentido, se expone en:

 

  1 Timoteo 5:8 ¨porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.¨

Atendiendo a lo planteado, muchos de nuestros parientes están necesitando de nosotros, un gesto, una caricia, una palabra de ánimo o una acción que contribuya a satisfacer sus necesidades, por eso requerimos prestar atención a nuestro hogar, pues de nada sirve vencer afuera y fracasar dentro de nuestro núcleo familiar.

 

atiende las cosas de Dios
atiende las cosas de Dios

Notemos que muchas veces, estamos perdiendo grandes momentos de compartir con nuestros familiares, que por actitudes dañinas nos colocamos en mala postura ante nuestro Dios, y continuamos actuando de esa manera equivocada, como dormidos para luego despertar, dándonos cuenta de que todos aquellos valiosos momentos con nuestros seres queridos, fueron desperdiciados malamente a causa de la antipatía, que se convierte en medio de ataque para que el enemigo logre acercarnos a la inmundicia, a un hogar roto a causa de problemas. Por tanto en este día Dios nos exhorta a:

Valorar, atender e integrarnos con nuestros parientes familiares, para glorificar su nombre y mejorar nuestras condiciones de calidad de vida.

INTERACTUEMOS:

Como bien nos orienta la palabra contenida en HEBREOS 13:16, en la cual se resume que: si hacemos el bien, compartimos y mutuamente nos ayudamos estaremos agradando a Dios en gran medida, además de COMPARTIR esta palabra con la que Dios nos bendice en esta oportunidad, intercambiemos en los comentarios sobre lo siguiente:

¿De qué manera ha contribuido este material a bendecir su vida personal?

http://reflexionescristianas.com.ve//
http://reflexionescristianas.com.ve//

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *