31 de Agosto: Seamos justos

a-una-oracion

1 Juan 2:29 ¨  Si sabéis que él es justo, sabed también que todo el que hace justicia es nacido de él.¨

fundamentado en la palabra de Dios

fundamentado en la palabra de Dios

Padre Celestial, te damos gracias por la persona que ahora está atendiendo a la lectura de la palabra, y compartiendo en esta hora, la revelación que nos has hecho mediante el análisis de tus dictados. Permite también, que las ideas que integran el texto, promuevan maravillosamente  la satisfacción de necesidades personales de alimento espiritual, que incentivan al cambio.

 

 

 

Amados, la equidad consiste en dar a cada uno lo que le corresponde según sus necesidades y méritos, mientras la justicia se refiere al conjunto de preceptos o reglas que nos permiten alcanzar tal grado de equilibrio en el arte de dar, son conceptos relacionados y tienen que ver no solo con el ámbito social sino también con la palabra de Dios. En el versículo de hoy, nos indica que hay dos maneras de entender a una persona que practica la justicia, la primera es porque ella tiene ausencia de misericordia, o porque ella quiere ser correcta y contar con todas las cualidades. La visión del texto es esta segunda opción, alguien que es correcto, que procura evitar las malas consecuencias del pecado, siempre esta apegado al deber ser cumpliendo con rectitud los mandatos establecidos, actuando de manera honesta, siendo integro con las disposiciones del padre, y no simplemente aquel justiciero que busca esconder maldad tras sus actos. Debemos percibir que si Cristo es justo, aquellos que queremos desarrollar esa misma actitud somos sus hijos, en este sentido tenemos que continuar siendo mas justos, dando las mismas oportunidades a todos y dando un ejemplo digno de admiración.

 

 

OREMOS:

Fan Page

En el lateral se encuentra nuestro FAN PAGE, Siguenos y recibe diariamente nuestro material, para esparcir el mensaje de Dios.

Padre bondadoso, agradecemos por todas las bendiciones que nos otorgas, ayudanos a practicar la rectitud, a ser integros, a respetar tus mandatos y cumplir tus disposiciones para seguir haciendo tu voluntad, agradándote siempre. Así te lo pedimos en nombre de Jesucristo, tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

Amen

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *