29 de Noviembre: Dios nos honrara si le honramos

1 Samuel 2:30 ¨ Por tanto, Jehová el Dios de Israel dice: Yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mí perpetuamente; mas ahora ha dicho Jehová: Nunca yo tal haga, porque yo honraré a los que me honran, y los que me desprecian serán tenidos en poco. ¨

Fan Page
En el lateral se encuentra nuestro FAN PAGE, Siguenos y recibe diariamente nuestro material, para esparcir el mensaje de Dios.

Dios Amado, venimos a ti en este momento, para mostrarte nuestra gratitud por las bendiciones que diariamente nos otorgas, continua bendiciéndonos y bendice también a todo aquel que logre, ser consciente de esta interpretación de tu palabra, que hoy hacemos.

 

 

Amados, debemos pensar de una manera general y específica, para poder tener presentes todos los elementos que forman una situación. El este versículo establece una fase de la relación que Dios tiene con nosotros, en la cual si nosotros nos apartamos del camino de Dios el dejara de honrarnos, no solo por un castigo sino como consecuencia de nuestros actos, algo que no tomamos en cuenta es que el esta allí con sus brazos abiertos, observando nuestros intento de ignorarle pero el sabe que regresaremos, de modo que cuando volvemos a Dios el vuelve a nosotros para atendernos como merecemos, el dice ¨honrare a quien me honra y despreciare a quien me desprecia¨, nosotros tenemos que tener constancia en nuestro camino de salvación, jamás estar en esa duda de honrar un rato y luego despreciar a Dios, definámonos a servir a Dios y no al enemigo, decidamos bien para jamás arrepentirnos.

 

 

OREMOS:

http://reflexionescristianas.com.ve//
http://reflexionescristianas.com.ve//

Dios del Cielo, tu que nos hiciste a tu imagen y semejanza, tu que eres perfecto, creador de todo lo que existe, ayúdanos a ser mejores personas en todos los aspectos de nuestras vidas, a dar muestra al prójimo de todo el amor con que cada día nos premias, ya que el gesto de amor más lindo lo recibimos cada vez que por las mañanas abro mis ojos y contemplamos, las maravillas de tu creación. Permítenos entonces incentivar a los demás con esa sabiduría para el trato de las personas que tú nos das. Así te lo pedimos en nombre de Jesucristo, tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *