a-una-oracion

28 de Diciembre: Abramos nuestros corazones para que venga Jesus

Lucas 19:1-4 ¨ Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad.¨ – ¨Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico,¨- ¨ procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura.¨- ¨ Y corriendo delante, subió a un árbol sicómoro para verle; porque había de pasar por allí.¨

Padre Celestial, te damos gracias por la persona que ahora está atendiendo a la lectura de la palabra, y compartiendo en esta hora, la revelación que nos has hecho mediante el análisis de tus dictados. Permite también, que las ideas que integran el texto, promuevan maravillosamente la satisfacción de necesidades personales de alimento espiritual, que incentivan al cambio.

Amados, la paz del Señor sea con todos, comencemos nuestro dia de la mejor forma nutriendonos de la palabra biblica que contiene las orientaciones de nuestro padre celestial, las cuales buscan llevarnos hacia mejores resultados. En la ciudad de Jerico existe un arbol que los nativos de la ciudad enseñan a los visitantes, que fue el arbol que Zaqueo subió para ver a Jesus, en fin, un dia Zaqueo subió en un arbol y lo mas bello de esta historia fue que el lo hizo porque era pequeño o bajo en cuanto a estatura y porque la multitud le impedia ver a Jesus, del mismo modo que le ocurrió a Zaqueo en nuestras historias a veces aparecen obstaculos que buscan desestimularnos de seguir a Jesus, en ocasiones somos criticados por decir que amamos al Señor Jesus y queremos seguirlo, pero tomemos este ejemplo de Zaqueo y superemos a esos obstaculos y nos ocurrira como sucedió con Zaqueo que cuando Jesus llego debajo de ese arbol dijo: Zaqueo, baja de prisa porque me conviene quedarme en tu casa. Jesus conoce nuestros nombres y el va a llamarnos y nos dira que nos demos prisa porque el quiere quedarse en nuestras casas, en nuestras vidas. Es interesante que en la biblia Zaqueo fue el unico personaje a quien Jesus se ofreció para entrar en su casa pero hoy ese Jesus que tanto nos ams va a ofrecerse para quedarse a nuestras vidas.

OREMOS:
Dios Amado, al oir tu voz llamandonos por nuestros nombres, nosotros queremos responder con la rapidez que lo hizo Zaqueo, queremos recibirte y que entres en nuestras vidas y haz en nosotros todas las transformaciones que requerimos para convertirnos en mejores siervos de tu reinado. Peticiones que hacemos en nombre de Jesucristo, tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.
Amen

INTERACTUEMOS:
Teniendo conocimiento de la enseñanza expresada en la Biblia sobre el punto en cuestión, cuéntenos lo siguiente:
¿Qué beneficio le trae aplicar esta palabra a su vida?
¿Cree que este conocimiento pudiera contribuir a mejorar sus andanzas por el camino de Dios?
¿Tiene algún comentario final sobre la lectura?

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *