a-una-oracion

24 de Agosto: Evitemos discusiones necias

Tito 3:9 ¨  Pero evita las cuestiones necias, y genealogías, y contenciones, y discusiones acerca de la ley; porque son vanas y sin provecho.¨

atiende las cosas de Dios
atiende las cosas de Dios

Padre Celestial, te damos gracias por la persona que ahora está atendiendo a la lectura de la palabra, y compartiendo en esta hora, la revelación que nos has hecho mediante el análisis de tus dictados. Permite también, que las ideas que integran el texto, promuevan maravillosamente  la satisfacción de necesidades personales de alimento espiritual, que incentivan al cambio.

 

 

Amados, la tentación nos inclina a proceder en forma contraria a las previsiones del padre celestial, pero nuestro apego a la obediencia a Dios y en control que de nuestros actos podemos tener, nos recomienda permanecer calmados a que pase el influjo de la tentación. Según este versículo, existen personas que crean una tormenta en un vaso de agua por causa de un punto en la biblia, el individuo hace toda una tesis, quiere dar una conferencia y luego de tres horas de explicación el llega a una conclusión que no hace algún aporte significativo, y allí todo el auditorio queda en confusión esperando algo más simple, por esta razón es que la biblia nos exhorta a dejar de comportarnos así, de enfocarnos en esos puntos que no traen grandes significados y concentrarnos en lo esencial. Es más o menos como los Judíos que tenían mil reglas sobre un único punto, confundiéndose cada vez más. Nosotros tenemos es que concentrarnos en lo esencial, en aquello que puede cambiar la vida de las personas, dejar de creer que estamos ejerciendo correctamente el ministerio cuando solo corregimos a otros, sino que más bien pongámonos a ejercer el ministerio dando el ejemplo sobre lo que se debe hacer, para que todos quienes quieran andar por el buen camino nos sigan.

 

OREMOS:

Fan Page
En el lateral se encuentra nuestro FAN PAGE, Siguenos y recibe diariamente nuestro material, para esparcir el mensaje de Dios.

Padre bondadoso, condúcenos en tu verdad, danos sabiduría para ser provechosos en nuestras obras y agradarte con ellas, permítenos seguir dando a conocer tu verdad, hacer tu voluntad y ser buenos siervos. Así te lo pedimos en nombre de Jesucristo, tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

http://reflexionescristianas.com.ve//
http://reflexionescristianas.com.ve//

Amen

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *