21 de Septiembre: Soporte ante la debilidad

Romanos 8:26 ¨ Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.¨

 

Fan Page
En el lateral se encuentra nuestro FAN PAGE, Siguenos y recibe diariamente nuestro material, para esparcir el mensaje de Dios.

Padre nuestro, que tu gracia y tu paz nos alcance en todo momento, agradecidos estamos por este maravilloso día, la oportunidad especial de compartir tu palabra bendita siempre es valorada por nosotros, deseamos agradarte mediante alabanzas considerando este texto como símbolo para tu glorificación, instrumento con el cual se pretende contribuir a la evangelización de tu pueblo.

 

 

Amados, existen personas cerradas para brindar ayuda al necesitado, ellas operan bajo la convicción de que jamás necesitaran de sus hermanos, cuando en realidad ese pensamiento debe ser rectificado. Pues todo hijo de Dios debe cumplir con el mandato de amar al prójimo como a sí mismo, tendiendo la mano al menesteroso, pues todo se trata de ayudar al prójimo y ser ayudados para continuar haciendo la voluntad del padre. El versículo de hoy, transforma nuestra vida, al indicarnos que es posible que no sepamos ni orar porque a veces hacemos peticiones que pensamos que pueden ser una bendición cuando en realidad no es asi, entonces es necesario pedir al espíritu santo que interceda por nosotros de una manera misericordiosa para que pueda traducir nuestro dolor y angustia, para que revele nuestro desespero, algunas veces oramos sin siquiera pronunciar una palabra, porque Dios logra entender nuestras necesidades y acciona para satisfacerlas, ya que se compadece de nosotros logrando atender nuestro clamor de alma, por eso en este día debemos fortalecernos al lado de nuestro Dios, actuando con obediencia a su mandato y estudiando mas profundamente la biblia para transformar nuestras vidas, dando continuidad a la obra de bondad.

 

 

 

 

OREMOS:

Padre adorado, tú conoces todo sobre nosotros, perdona nuestros pecados y ofensas, calma aquellas pasiones que nos alteran, permítenos orar continuamente actuando según tus mandatos, para recibir todo aquello que nos prometes y esperamos, Ayúdanos a que tu palabra nos consuele y nos muestre el camino que debemos seguir. Peticiones que hacemos en nombre de Jesucristo, tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

http://reflexionescristianas.com.ve//
http://reflexionescristianas.com.ve//

Amen

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *