18 de Abril: La verdad de Dios en nosotros.

1 Juan 1:8 ¨Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.¨

Padre nuestro, llenos de placer por generar este contacto contigo nos encontramos todos reunidos para conforme a tu palabra, para perfilar nuestra caminata hacia la santidad de la manera apropiada, de la forma que indicas en tu disposición, abre nuestro entendimiento para comprender la importancia de la transmisión de este mensaje esperanzador mediante las redes sociales y en nuestro día a día, permite que este material pueda continuar acercando personas a tus caminos y que se continúe haciendo tu voluntad.  Favorece a tus siervos e igualmente provee al necesitado.

 

Amados, la congruencia entre nuestros dichos y las acciones que llevamos a cabo es fundamental para poder aportar buen testimonio en la sociedad, por ello engañarnos a nosotros mismos creyéndonos algo que en realidad no somos resultaría perjudicial, así pues se invita a manifestar sinceridad nuestra realidad. El versículo de hoy, nos lleva a pensar que requerimos manifestar dichos de verdad sin ocultar cuestiones relativas a actos pecaminosos, pues a que este ocultamiento produce una consecuencia insana para nosotros, la cual desagrada al padre. Así se exhorta a evitar el perfeccionismo y aceptar que hemos tenido fallar, pero Dios está allí, siempre listo para perdonarnos cuando acudamos a él en búsqueda de una oportunidad, y cuando logramos arrepentirnos apartándonos del pecado, nuestro padre nos premiara con la dadivas de bendición.

OREMOS:

Santo Dios, tú que eres el ser Omnipotente, fuente de toda santidad y salvación, queremos venir para agradarte mostrando concordancia entre nuestros dichos y nuestras acciones las cuales hemos entregado totalmente a tu obra, queremos manifesarte que en ocasiones podemos vernos tentados a salirnos del camino por todas aquellas formulas de ataque del enemigo, pero sabemos que estamos contigo y que nadie nos vencerá porque estamos en tu compañía, intercede por nosotros para que puedas sanarnos de cualquier actitud contraria a tus mandatos.  Son nuestras peticiones, que llenos de fe hacemos en esta oportunidad en nombre de tu hijo Jesucristo, en nombre de quien todo lo concedes.

 

 

Amen

 

 

 

INTERACTUEMOS:

 Amados, en esta oportunidad para hacer efectiva observancia a la dirección que nuestro padre nos indica en esta palabra bendita, invitamos a COMPARTIR una vez más, dando lectura al texto:

Abstinencia del pecado, origen del perdón de Dios

Para lo cual en la parte superior del Sitio, en la parte izquierda se encuentra la barra de búsqueda, allí colocamos el nombre de la entrada y hacemos clic en buscar y rápidamente se podrá ubicar este artículo.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *