17 de Septiembre: Dimensión de amor.

Romanos 8:32 ¨El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?¨

 

Fan Page
En el lateral se encuentra nuestro FAN PAGE, Siguenos y recibe diariamente nuestro material, para esparcir el mensaje de Dios.

Padre nuestro, que tu gracia y tu paz nos alcance en todo momento, agradecidos estamos por este maravilloso día, la oportunidad especial de compartir tu palabra bendita siempre es valorada por nosotros, deseamos agradarte mediante alabanzas considerando este texto como símbolo para tu glorificación, instrumento con el cual se pretende contribuir a la evangelización de tu pueblo.

 

 

Amados, clamemos para que cada día estemos seguros en los cuidados de un Dios que jamas nos abandona, el dice en Isaias 49:15 ¨¿Puede una mujer olvidar a su niño de pecho, sin compadecerse del hijo de sus entrañas? Aunque ellas se olvidaran, yo no te olvidaré.¨ estableciendo la promesa de siempre estar con nosotros para jamas abandonarnos, en otro versículo, se contempla la fe del creyente, específicamente en Salmos 27:10 ¨Porque aunque mi padre y mi madre me hayan abandonado, el Señor me recogerá.¨, así tengamos certeza de que nuestro padre esta con nosotros., coloquemos eso en nuestro corazón y podremos sonreír aunque haya momentos perturbadores. En el versículo que estudiamos hoy, nos refleja que si Dios entrego lo mejor que el tenia, que era su hijo Jesús, ¿como el no nos dará junto con el hijo también las bendiciones?. Dios que entrego a su hijo para morir por nosotros, ¿Como no va a ignorar nuestras oraciones?. El apóstol Pablo nos dice que Dios nos dará junto con el hijo todas las cosas de manera gratuita, refiriéndose a los dones, por su intersección. Nosotros no necesitamos pagar por el favor de Dios, llevando onerosas cantidades a una iglesia para que Dios oiga nuestras oraciones, porque ello es gratuitamente, lo que si requerimos es obedecer sus mandatos y llegaran las bendiciones.

 

OREMOS:

Padre adorado, tu conoces todo sobre nosotros, perdona nuestros pecados y ofensas, calma aquellas pasiones que nos alteran, permítenos orar continuamente actuando según tus mandatos, para recibir todo aquello que nos prometes y esperamos, pues sabes que andamos en tus caminos requiriendo una respuesta sanadora tuya, ayúdanos a ser practicar y dispensar el perdón. Peticiones que hacemos en nombre de Jesucristo, tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

http://reflexionescristianas.com.ve/
Comparta el mensaje

Amen

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *