a-una-oracion

17 de Diciembre: Hijo que nos libero

Génesis 22:1-2 ¨ Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí.¨ – ¨ Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré. ¨

Padre Celestial, te damos gracias por la persona que ahora está atendiendo a la lectura de la palabra, y compartiendo en esta hora, la revelación que nos has hecho mediante el análisis de tus dictados. Permite también, que las ideas que integran el texto, promuevan maravillosamente la satisfacción de necesidades personales de alimento espiritual, que incentivan al cambio.

Amados, la paz del Señor sea con ustedes. Las palabras amor y humor, se escruben similares, tienen significados distintos pero ambas transmiten sentimientos positivos, por tanto se relacionan en el aspecto de que al amar a alguien nuestro humor en relación a ella es elevado y nos causa bienestar el compartir co esa persona. Para cualquier padre resulta dificil sacrificar a un hijo, Abraham es llamado en la biblia como amigo de Dios, porque conocia muy bien la voz del Señor y sin dudar que era Dios quien pedia Abraham camino tres dias con su hijo Isaac hacia la tierra de Moriah, al llegar Isaac le pregunta a Abraham: Padre, aqui esta la leña y el fuego, pero ¿Donde esta el animal para el sacrificio? y Abraham con palabras profeticas respondió: Dios proveerá. Despues de tomar a Isaac amarrarlo y colocarlo sobre el altar, tomo un cuchillo y cuando estaba listo para sacrificarlo, Dios grito desde el cielo e impidió que Abraham hicierá eso, asi cuando Abraham se voltea, encuentra a un carnero preso entre arbustos, el animal que deberia ser sacrificado. En este orden de ideas, Isaac no fue sacrificado porque Dios proveyo una oferta sustituta, nosotros estamos en el lugar de Isaac, merecemos la muerte pero no morimos porque Dios provee un sustituto, y asi como Isaac era el unico hijo de Abraham, Dios envio a su unico hijo para morir por nosotros, ese es el mayor amor que nos invita a confiar en el padre celestial, que nos ama y desea nuestro bien.

OREMOS:
Dios Amado, gracias por todas las bendiciones que nos otorgas y las que nos continuaras otorgando, queremos confiar en ti, tenemos la seguridad de que gracias por enviar a Jesucristo y restaurar nuestro vinculo contigo, que podamos aceptar ese don de la vida eterna y servirte con bondad y obediencia. Peticiones que hacemos en nombre de Jesucristo, tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.
Amen

INTERACTUEMOS:
Teniendo conocimiento de la enseñanza expresada en la Biblia sobre el punto en cuestión, cuéntenos lo siguiente:
¿Qué beneficio le trae aplicar esta palabra a su vida?
¿Cree que este conocimiento pudiera contribuir a mejorar sus andanzas por el camino de Dios?
¿Tiene algún comentario final sobre la lectura?

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *