16 de Enero: Creemos tesoro en los cielos.

Mateo 6:19-21 ¨ No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar.¨-¨¿  Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar. ¨-¨ Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.¨

 

Padre Adorado, edifica nuestra fe, pues por la fe en tu hijo Jesús, llegaremos a ti. Extiende tu bendición sobre este material para que sirva de semilla que contribuya a transformarse en planta dadora de frutos, cautivando los corazones de las personas que hoy nos nutrimos de tu enseñanza.

 

Amados, las personas llevan la vida de manera ambiciosa, en busca de recursos que les otorguen placer en lugar de la simple satisfacción de necesidades, en este sentido existen muchos que desarrollan este tipo de anhelo enfermizo por querer atesorar en demasía el símbolo monetario, pero el amor al dinero es la raíz de los males, en esta misma línea Jesús se refirió a la dificultad de ingreso de los tenedores de riquezas materiales al reino de los cielos, debido a que junto al dinero viene el accesorio de avaricia que lleva a la mezquindad. Nosotros que sabemos esto hemos de procurar desarrollar una riqueza en el plano espiritual como objetivo de vida, atendiendo de esta manera a la orientación de los versículos, buscando cada día mas el reino de Dios y su justicia en primer lugar, pues en su palabra se revela la promesa de que una vez encontrado el reino de Dios lo demás nos será añadido. Así pues, seamos millonarios en las bendiciones de Dios practicando su voluntad.

 

 

 

OREMOS:

 

Dios y padre nuestro, aun conociendo el hecho de que nos ves con piedad y misericordia, amándonos en toda circunstancia, ayúdanos a amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, siendo libres de rencores y sentimientos dañinos que logran destruir la convivencia humana, permítenos esparcir el ejemplo de conducta que deseas para practicar la buena obra, logrando predicar con el ejemplo más allá de la oratoria. Peticiones que hacemos en nombre de Jesucristo, tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

Amen

 

INTERACTUEMOS:

 

Amados, en esta oportunidad para hacer efectiva observancia a la dirección que nuestro padre nos indica en esta palabra bendita, invitamos a COMPARTIR una vez más, dando lectura al texto del siguiente link:

http://reflexionescristianas.com.ve/avaricia-danina/

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *