13 de Julio: Paciencia no es pasividad.

Santiago 5:7-9 ¨Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía.¨-¨Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.¨-¨ Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis condenados; he aquí, el juez está delante de la puerta.¨

Fan Page
En el lateral se encuentra nuestro FAN PAGE, Siguenos y recibe diariamente nuestro material, para esparcir el mensaje de Dios.

Dios amado, hoy dando cumplimiento con las previsiones de tu palabra, estamos siguiendo con apego tu mensaje para agradarte, llevando el amor para con nuestro prójimo, ese amor que nos muestras cada día. Continuamos predicando y orando sin cesar para llevar la palabra de salvación. Bendice este texto y que cumpla los fines evangelizadores consiguiendo transformaciones positivas, una lluvia de bendiciones en todos aquellos que consiguen imprimir en sus corazones tu mandato.

Amados, hay conductas que la palabra bíblica propone, dando lugar a actitudes completas que nos encaminan siempre a la victoria, así es ilógico confundir paciencia con pasividad, mientras la primera es una virtud consistente en aceptar crear un espacio de reflexión para mejorar las situaciones, la segunda nos llega a solo aguantar dejando todo igual. El conjunto de versículos que se presentan en esta oportunidad, se refieren a esperar la llegada del señor manteniendo una conducta reflexiva y al mismo tiempo activa que nos permita pulir el diamante de nuestra conducta para purificar nuestras almas con ocasión a retorno del Todopoderoso, procuremos no solo evocar palabras sino generar acciones donde se afirme la presencia del padre en nuestras vidas, sin embargo dejamos de buscar crearnos obstáculos y actitudes negativas derivadas de hábitos insanos que suelen ser reprensibles, porque Dios esta supervisando nuestra manera de desenvolvernos para finalmente otorgarnos las dadivas que merezcamos.

OREMOS:

Padre Celestial, amado nuestro, estamos agradecidos por nutrirnos con un poco más de tu sabiduría divina, para reconocer que eres quien nos fortalece y libera de todo mal. Dios, necesitamos tu presencia en nuestras vidas, permítenos llenarnos de tu presencia para lograr fortalecer cada dia más nuestra relación contigo. Peticiones que te hacemos en nombre de Jesucristo tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

http://reflexionescristianas.com.ve//
http://reflexionescristianas.com.ve//

Amen

INTERACTUEMOS:

Teniendo conocimiento de la enseñanza expresada en la Biblia sobre el punto en cuestión, cuéntenos lo siguiente:

¿Qué beneficio le trae aplicar esta palabra a su vida?

¿Cree que este conocimiento pudiera contribuir a mejorar sus andanzas por el camino de Dios?

¿Tiene algún comentario final sobre la lectura?

http://reflexionescristianas.com.ve//
http://reflexionescristianas.com.ve//

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *