13 de Enero: La felicidad en estos dias

Mateo 5:3 ¨ Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.¨

Señor todopoderoso, agradecemos por permitirnos otra vez compartir tu palabra bendita, indicando aplicaciones a la realidad actual, sobre cada versículo que compone la sagrada biblia, extiende tu gracia y bendición sobre el texto en desarrollo para que cumpla con los fines evangelizadores previstos.

Amados, la paz del Señor sea con todos, estamos proximos a llegar a la primera quincena del nuevo año, ciertamente deseamos que este sea un año feliz, la propuesta que nos trae la escritura es que reflexionemos el significado de felicidad conforme a la palabra de Jesus, en ese sentido recordemos las enseñanzas dadas´por el maestro en las cercanias del mar de galilea, contenidas en el lindo sermon de la montaña. Cuando Jesus se refirió a los humildes, hablaba de las personas que son extremadamente pobres en el plano espiritual, y sienten necesidad de aquello que el reino de los cielos puede ofrecernos, aquellos que no siente n necesidad espiritual y se sienten ricos en esa materia, como algunos miembros de la iglesia de Apocalipsis trece, son de verdad miserables, ya que solamente los humildes entraran en el reino de los cielos mientras los demas no lo haran. Tener la percepcion de necesidad de la gracia de Dios es la primera condicion para que entremos al reino de los cielos, fue por la propia percepcion del publicano de su necesidad de Dios, que este fue justificado, al vontrario del fariseo que se consideraba mejor que los otros. En el reino de los cielos no hay lugar para la satisfaccion con nosotros mismos, ni para el orgullo o vanidad, es importante observar que Jesucristo no nos habla dobre el reino de la gloria que implantara a su regreso, el nos habla del reino que esta vigente actualmente, el cual depende de aceptarlo como nuestro unico salvador, lo cual nos llevara a desarrollar actos agradables a Dios.

OREMOS:

Amado Padre, ayudanos a buscar la felicidad como el cielo lo pretende para nosotros, ayudanos a entender lo que implica ser pobres de espiritu, a incentivarnos a buscarte y a hacer tu voluntad. Peticiones que te hacemos en nombre de Jesucristo, tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

Amen

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *