11 de Agosto: Fortaleciendo al frágil.

2 Crónicas 14:11 ¨Y clamó Asa a Jehová su Dios, y dijo: !!Oh Jehová, para ti no hay diferencia alguna en dar ayuda al poderoso o al que no tiene fuerzas! Ayúdanos, oh Jehová Dios nuestro, porque en ti nos apoyamos, y en tu nombre venimos contra este ejército. Oh Jehová, tú eres nuestro Dios; no prevalezca contra ti el hombre.¨

Fan Page
En el lateral se encuentra nuestro FAN PAGE, Siguenos y recibe diariamente nuestro material, para esparcir el mensaje de Dios.

Padre celestial, en esta hora te damos gracias por la oportunidad que nos otorgas de poder compartir, adorando tu nombre para tu gloria, padre te pedimos que nos expreses la enseñanza de bendición que en este momento va a nutrirnos. Coloca tu bendición en la palabra del texto para que transmita el conocimiento apropiado para la salvación de tu prójimo.

 

 

 

Amados, es una alegría saber que muchos estamos involucrados en la evangelización mediante redes sociales, compartiendo de manera sistemática el material basado en la palabra. El versículo de hoy, nos llena de paz al indicarnos que aunque nos sintamos frágiles delante de personas que aparentemente pueden cambiar el destino de otros individuos, en estos casos debemos conservar la calma, porque nadie tiene la facultad de cambiar el destino de las personas sino Dios, pero nuestro padre cuando nos acercamos a el nos da seguridad, es por ello que si una puerta se cierra dejémosla cerrada y si se abre entremos de manera simple, con esto quiere decirse que cuando confiamos en Dios las bendiciones llegan, por tanto es innecesario alterarse en ningún caso, solo debemos clamar con fe al padre.

fundamentado en la palabra de Dios
fundamentado en la palabra de Dios

OREMOS:

Bendito seas Padre Amado, una vez más te reconocemos como nuestro motivo para vivir y para mejorar cada día, andando en tu maravilloso camino. Dios nuestro, atiende nuestro clamor y sácianos con tu bendición. Dirígenos a ser ejemplo de tu gloria dentro del mundo, a ver más allá de lo común, a llevar un mensaje tremendo inspirado en tus mandatos al prójimo, en momentos donde tengamos atención genuina tal como lo merece tu mensaje para que cause el efecto adecuado. Peticiones que te hacemos en nombre de Jesucristo, tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

Amen.

 

 

 

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *