09 de Junio: Herederos de Dios.

Gálatas 4:7 ¨Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.¨

Dios querido, hoy dando cumplimiento con las previsiones de tu palabra, estamos siguiendo con apego tu mensaje para agradarte, llevando el amor para con nuestro prójimo, ese amor que nos muestras cada día. Continuamos predicando y orando sin cesar para llevar la palabra de salvación. Bendice este texto y que cumpla los fines evangelizadores consiguiendo transformaciones positivas, una lluvia de bendiciones en todos aquellos que consiguen imprimir en sus corazones tu mandato.

Amados, la característica fundamental de un pueblo desordenado, es la ausencia de estamentos regulatorios que ilustren la conducta a seguir, este desorden además de ir contra los mandatos divinos, produjo una esclavitud, teniendo como amo al pecado, por esta razón Dios mando a su hijo para que redimiese de pecados a la humanidad. El versículo de hoy nos indica la via, para la liberación del yugo del pecado, ella es siguiendo el ejemplo de las conductas evasivas del mal y promotoras de amor realizadas por Jesucristo, pues ello permitirá que Dios nos adopte como sus hijos e igualmente nos haga acreedores de derechos hereditarios sobre su reino de salvación y bendiciones eternamente, siempre que nos mantengamos firmes en el ejemplo de Jesucristo.

OREMOS:

Dios Amado, agradecemos el sacrificio de haber enviado a tu hijo Jesús para establecer el orden exacto, redimiendo todos los pecados de la humanidad, permitenos seguir el ejemplo de Jesús, perseverar en tus caminos para lograr esa dadiva de salvación eterna que tienes para nosotros, fortalece nuestras almas para vencer a la carne, y superar cualquier ataque enemigo. Peticiones que hacemos en nombre de Jesucristo, tu hijo en nombre de quien todo lo concedes.

Amen

INTERACTUEMOS:

Teniendo conocimiento de la enseñanza expresada en la Biblia sobre el punto en cuestión, cuéntenos lo siguiente:

¿Qué beneficio le trae aplicar esta palabra a su vida?

¿Cree que este conocimiento pudiera contribuir a mejorar sus andanzas por el camino de Dios?

¿Tiene algún comentario final sobre la lectura?

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *