mateo 18 1-3

09 de Diciembre: Aprendamos a perdonar

Mateo 18:1-3 “En aquel tiempo los discípulos vinieron a Jesús, diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos? ”-“Y llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos, ”-“y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. ”

Padre Amado, todo te lo debemos a ti, tu eres el dueño de todas las cosas que hay en el universo, por tu gracia cada dia nos otorgas oportunidades para disfrutar de tu maravillosa creación, nosotros buscamos corresponder a ese amor creando y compartiendo este tipo de materiales, porque es necesario colocar nuestra contribucion en el desarrollo de tu obra en la terra, ademas de rescatar a todas esas almas que se encuentran perdidas y continuar direccionando a los que te siguen para que sean ubicados en una mejor posición. A tales fines te pedimos que bendigas estas lineas para que puedan llegar a un numero mayor de lugares y personas, cumpliendo asi con el objetivo evangelizador, porque es cierto que actualmente somos nosotros tus nuevos discipulos, quienes llevaremos tu mensaje a todo lugar.

Amados, la paz del Señor sea con ustedes, hay que tener presente que es necesario alabar y honrar siempre a Dios, teniendo esto en claro debemos saber que cuando dejamo entrar a los vicios, las malas conductas, los excesos a nuestros hogares estamos invitando al enemigo a formar parte de nuestras vidas, asi tengamos gran control sobre nuestras actitudes basado en la sabiduria biblica, lo mas conveniente es evitar cualquier rastro de proximidad con el hecho pecaminoso. En estos versiculos Jesus pretende dar una lección a los discipulos, referente a las cualidades que se requieren para entrar al reino de los cielo, anteriormente nos referimos a la sinveridad, hoy haremos referencia a otra de las cualidades necesarias como lo es saber perdonar, para colocarle un poco de color imaginemos que hay dos niños jugando en un lugar, en algun determinado momento entran en alguna discusion por algo insignificante, en seguida llegan las madres de cada uno de los niños, acusando al hijo de la otra madre respectivsmente de ser el culpable de la discución, luego pasa media hora y los niños regresan a jugar al mismo lugar olvidando lo ocurrido, y las madres continuan sin hablarse por aquel inconveniente ocurrido, en este ejemplo se nota que los adultos al parecer olvidamos perdonar, pero sin embargo los niños perdonan rapidamente, en este orden de ideas, si queremos entrar un dia al reino de los cielo debemos aprender a perdonar, debido a que nos rinde grandes beneficios, ademas el perdon es terapeutico, libera a aquel quien lo proporciona de la amargura, y el rencor que pueden ocasionarse a causa de un malentendido, el perdon otorga la capacidad de mediar, conversar y llegar a mejores acuerdos para dirimir conflictos, adicionalmente el perdon nos otorga paz. Tanto asi es importante el perdon, que el Señor lo establecio en la oracion modelo de Padre Nuestro, al exponer: “ Perdona nuestras ofensas, asi como tambien, nosotros perdonamos a quienes nos ofenden ” lo que denota que si deseamos que el padre nos perdone, nosotros debemos estar dispuestos a perdonar a quienes nos ofenden, pensemos en eso a lo largo de este dia.

OREMOS:

Padre querido, danos un corazón perdonador, ayudanos a perdonar las ofensas que nos dan, para que podamos obtener tu perdon cuando lo solicitemos, para que seamos sirvos agradable a ti y tu voluntad se haga realidad en nuestras vidas. Así pedimos, en nombre de Jesucristo tu hijo, en nombre de quien todo lo concedes.

Amen

Comments

comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *